YEMA DE HUEVO PARA UN CABELLO SALUDABLE

Si sientes que tu cabello está seco, ópaco, aspero y sin brillo, aquí te doy unos tips naturales que puedes realizar en casa, no digas más que ahora tienes tiempo para consentirte.

Ingrediente básico: yema de huevo.

Esta actua como un acondicionador natural que nutre, desenreda y da sedocidad al cabello. Tiene vitamina A, D y E que ayudan a disminuir la caída del cabello; además de aportar grasas y proteinas a nuestro cabello.

 

YEMA CON ACEITE DE OLIVO

    1. Utiliza una o dos yemas de huevo seguún el largo de tu cabello
    2. Agrega una cucharada de aceite de olivo y media taza de agua tibia
    3. Coloca la mitad de la mezcla en el cuero cabelludo y la otra mitad en el cabello humedo
    4. Peinalo deja actuar 5 minutos
    5. Enjuaga con agua fria

YEMA CON YOGURT

    1. Utiliza una yema de huevo
    2. Agrega 1/2 vaso de yogurt natural
    3. Aplica en todo el cabello y deja actuar por 30 minutos (masajea el cuero cabelludo)
    4. Enjuaga con agua fria

 

YEMA CON VINAGRE

    1. Utiliza una yema de huevo
    2. Agrega 2 cuacharadas de vinagre blanco y bate hasta lograr una mezcla espumosa
    3. Aplica en el cabello y deja actuar por 5 minutos
    4. Enjuaga con agua fria

 

TRATAMIENTO INTENSIVO

    1. Utiliza una yema de huevo
    2. Agrega una cucharada de miel
    3. Agrega media cucharada de aceite de almendras
    4. Agrega una cucharada de yogurt natural
    5. Aplica en todo el cabello y deja actuar por una hora
    6. Enjuaga con agua fria

 

Y si de crecer el cabello se trata, te dejo estos consejos extras que puedes hacer una vez a la semana:

  • Agrega 5 o 6 pastillas anticonceptivas trituradas en tu shampoo
  • Remoja 5 cucharadas de semillas de linaza en un litro de agua durante 5 dias y aplicalo en tu cabello durante 30 minutos y enjuagalo
  • Enjuaga tu cabello con media taza de agua caliente y media taza de vinagre de manzana
  • Enjuaga tu cabello con una infusión de romero
  • Enjuaga tu cabello con el agua (fria) donde herviste papás

 

No olvides que debes cepillar o peinar tu cabello regularmente, además de procurar lavarlo siempre con agua tibia o fria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *