UN CHILE EN NOGADA DE OTRO NIVEL: ZANAYA

La clásica nogada, un toque de foie gras, nuez con polvo de oro y chiles asados en la zaranda (no apto para minimalistas).

 

Habrá quienes aseguren que pocos platillos son tan barrocos como un chile en nogada. Esa delicia sobre la cual muchos chefs y sibaritas no logran ponerse de acuerdo – si es frío, caliente, o capeado- pero que llega a inundar de color y sabor nuestras mesas durante la temporada de fiestas patrias.

Y es que, en efecto, pocas creaciones culinarias pueden reunir tal mezcla de sabores, ingredientes y texturas, como este exótico chile poblano relleno de dos tipos de carne, sazonados con distintas frutas y un sinfín de especias, cubiertos con nogada y la roja y jugosa granada.

El chile en nogada es un platillo que surgió en el México colonial en 1821 y que, cuenta la leyenda, fue preparado por un grupo de monjas poblanas para Agustín de Iturbide, uno de los líderes del movimiento independentista de México. Pero no está este texto para dar clases de historia como tal, sino para hablar de la historia de este peculiar platillo que, si bien tiene como ingrediente principal algo 100% prehispánico como el chile, está cargado de ingredientes que fueron producto de la conquista de nuestro país y que, formaron así los antecedentes para crear una de las cocinas más ricas del mundo.

Un chile en nogada, además de ostentar los colores de una de las banderas más bellas del mundo, es el resultado de esos años de conquista, de ese ir y venir de ingredientes y de esa mestizaje cultural que lleva distintos tipos de carne y se baña con una crema de nuez de castilla; todo esto ,traído del a nueva España y adoptado por las mágicas manos de las mujeres mexicanas para crear en cada bocado, una experiencia que sería una de las tradiciones más ricas del México de hoy.

Si algo nos distingue en Four Seasons es el talento para apreciar las maravillas gastronómicas y culturales de México, pero con el firme propósito de darle siempre un toque único que haga de la visita a nuestras instalaciones una experiencia extraordinaria. Y este año, con la temporada de chiles en nogada, no podía ser diferente.

Así, bajo la batuta de Tonatiuh Cuevas, chef ejecutivo del restaurante Zanaya del Four Seasons, te presentamos esta obra de arte comestible: Chile asado y ahumado en la zaranda (nuestro platillo estrella, el pescado zarandeado, ha compartido su lugar en la parrilla con los frescos chiles poblanos durante esta temporada), nuez con polvo de oro, y picadillo sazonado con Foie Gras. Una versión distinta y cosmopolita de este seductor platillo al que no pueden resistirse ni locales, ni extraños.

Visita: www.zanaya.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *