EL LUGAR MÁS MÁGICO DEL MUNDO: PEÑA DE BERNAL

Si lo que deseas es aventurarte y apoyar el turismo nacional, Peña de Bernal sin duda debería estar entre tus próximos viajes.

Peña de Bernal viene del vasco y fue usada por los conquistadores para «denominar algún peñasco grande y alargado que se encontraba aislado». Ma’hando que es una palabra en lengua otomí y De’hendo palabra en lengua chichimeca, significan igualmente: «en medio de dos». Es el tercer monolito más grande del mundo,1​ está localizado en el pueblo de Bernal que pertenece al estado de Querétaro. Un lugar en el que la gente, los diversos lugares y por supuesto La Peña como tal, brindan una experiencia mágica y llena de historia.

Desde el momento en el que llegas a Bernal, la localidad te recibe de manera armoniosa gracias a lo colorido que es, los diversos puestos tanto de comida como de artesanías que hay y la atención que los locales brindan para que conozcas la Peña. Para llegar al monolito, debes pasar el centro de Bernal y subir una calle empinada que te lleve hasta este (ya sea que subas en transporte o caminando).

 

Al llegar a las faldas del monolito, sugerimos acercarte al grupo de Ecoturismo «Los Cuervos». Ya que ellos se encargan de mantener y cuidar el lugar, además de brindar, a un precio accesible, un paseo con guía para conocer distintos puntos del lugar y detalles históricos sobre él mismo.

Se considera que esta formación rocosa tiene una existencia de más 10 millones de años y que procede de un volcán que a través de los años se volvió inactivo y que la lava en su interior se solidificó. Posteriormente la erosión y el tiempo hicieron desaparecer el resto del volcán y quedó solo el magma sólido.

Durante el recorrido al lugar podrás encontrar diversas figuras emblemáticas que están realizadas a partir de materiales que se encuentran en la Peña. Estas figuras representan la flora y la fauna de ahí, además de esto, se pueden encontrar diversas réplicas de figuras hechas por comunidades prehispánicas que utilizaban el monolito como un lugar sagrado y de refugio en la antigüedad.

Los guías se encargan de contar a detalle la historia del monilito, así como la cultura que reside ahí. Le dan a los visitantes una visión profunda sobre los acontecimientos del sitio. Uno de los más interesantes es conocer los petrograbados de la cultura chichimeca, así como sus talleres para crear herramientas y armas para salvaguardar sus comunidades.

Además de hacer recorridos en el monolito, Ecoturismo «Los Cuervos», también tienen recorridos a viñedos y puntos estratégicos de la zona como el Museo del Dulce, Restaurante El Mezquite, entre otros puntos relevantes de Bernal. Después de visitar el lugar, puedes deleitarte con la deliciosa gastronomía de la localidad que va desde el pan de queso, los nopales «en su madre» y los esquites de colores.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.